Skip to main content

Search

Search

Un entrenamiento para la digestión

Es bien sabido que hacer ejercico habitualmente ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse cada día, por lo que el sedentarismo puede causar problemas.

Empieza poco a poco, nota la diferencia

Hacer ejercicio de forma habitual combinado con una alimentación sana también puede reducir el estrés y potenciar tus niveles de energía del día a día.

Intenta realizar tres sesiones de 30 minutos de ejercicio a la semana. Puedes caminar, nadar, salir a correr, ir en bicicleta o quizás ir a clases dirigidas de deporte.

Si esto suena demasiado desafiante, no te desanimes. Los pequeños cambios también pueden marcar la diferencia y es fácil incorporar breves momentos de actividad en la rutina diaria.

  • Sube por las escaleras en lugar de usar el ascensor o las escaleras mecánicas
  • Camina en lugar de coger el autobús
  • Bájate del autobús una o dos paradas antes para recorrer el resto del trayecto a pie
  • Aparca lejos de donde tienes que ir y recorre el resto del trayecto a pie
  • Ve andando al trabajo por el camino más largo, quizás pasando por un parque
  • Saca a pasear al perro de alguien que te lo preste

Ten en cuenta que algunos tipos de ejercicio de alto rendimiento, como correr, pueden empeorar la diarrea en las personas con SII. Si este es tu caso, intenta hacer algún ejercicio más suave como yoga o pilates.

El yoga goza de una gran reputación a la hora de ayudar a reducir la aparición de la diarrea ocasional, y sus estiramientos, técnicas de meditación y de respiración pueden ayudarte a liberar tensión y a relajarte.

Ejercicio y estrés

El ejercicio tiene un efecto positivo sobre el estrés. También se sabe que, en algunas personas, el estrés y la ansiedad pueden desencadenar diarrea ocasional. Así pues, en nuestras ajetreadas vidas, es bueno saber que hacer ejercicio de forma regular no solo puede mejorar la salud digestiva general, sino que puede ayudar a evitar uno de los factores desencadenantes comunes de la diarrea.

Ejercicio y menstruación

Si eres una de las muchas mujeres que sufren diarrea durante el periodo menstrual, puede que hacer un poco de ejercicio te ayude a prevenirla. Es posible que no te apetezca cuando tienes la menstruación, pero un poco de actividad física mejorará no solo la digestión, sino también tu estado de ánimo, y te ayudará a aliviar los síntomas del ciclo menstrual.